Cárceles

Matanzas padeció siempre de un pequeño problema y este fue la carencia de fondos del Ayuntamiento para cualquier empresa, y como construir una cárcel no era cosa de tener unos cuantos pesos, se hizo moda el alquiler de cuartos con esta función, lo que, al parecer, era más rentable. 

carcel1Miembreos de la administración de la antigua cárcel


Así, en 1756 se alquilaba un cuarto a Doña Juana López de Cuellar; en 1792, una accesoria de la casa de D. Francisco Enrique; en 1797, la casa de D. Rafael Molina y Montenegro y, en 1809 se tomaron dos piezas de la casa de D. Manuel Montañés, hasta que, finalmente, se construye una cárcel por D. Lorenzo Pedraja, contigua a la casa consistorial frente a la Plaza de Armas. Esta cárcel permaneció hasta el año 1840 en que se traslada a una construida en la plaza de Fernando VII. Varios y hasta incontables se podrían volver los lugares que han funcionado como cárcel, pero el que no se puede dejar de nombrar es el más conocido por los matanceros que hoy exhiben canas. Este fue en la Calzadade Esteban, donde se fundó la cárcel que se ilustra, en abril de 1921.


Crcel_de_Matanzas

                        Edificio que ocupó la cárcel hasta 1840


En este lugar actualmente se encuentra la Jefatura del Ministerio del Interior, mientras que las cárceles fueron trasladadas a lugares más alejados de la ciudad y con condiciones muy diferentes a aquellas que tuvo que sufrir algún que otro rufián.