Escuelas de Matanzas

La academia de Música de Matanzas que surge a inicios del siglo XX, fue nombrada en honor al gran compositor austriaco: Mozart. La Academia estuvo ubicada en un edificio con el número 24 de la calle Manzadena.

El colegio Irene Toland fue fundado en 1899 por la junta de señores de la iglesia Metodista Episcopal del Sur, este estaba compuesto por muchachas muy jóvenes las cuales se les exigía una rigurosa disciplina. El objetivo de este colegio fue justamente el de ofrecer una educación cristiana a la juventud, con todas las reglas que de ahí se derivaban .

La escuela de enfermería de Matanzas comenzó a funcionar en la etapa Neocolonial, con el objetivo de instruir jóvenes para que ejercieran esta función, pues existía una carencia de especialista en el campo de la salud que había sido heredada de la etapa Colonial. 

Este prestigioso centro de enseñanza tuvo como antecedente al Instituto de Aplicación creado en julio de 1863, y donde eran impartidas solamente asignaturas de ciencias puras y aplicadas. Hasta que dos años más tarde, en julio de 1865, se le incorporan clases de Gramática, Religión, Psicología, Latín, Ética y Lógica, adquiriendo el carácter de Instituto de Segunda Enseñanza.